Cómo prepararte para tu proceso de selección

Todos los procesos de selección son diferentes, pero tienen algunos puntos en común, por lo que considerar la preparación previa para cada proceso es fundamental. Encuentra aquí cómo hacerlo.

El objetivo de preparación para un proceso de selección es intentar reflejar tus habilidades profesionales ante la compañía, incluso más allá de las exigencias particulares de cada proceso o reclutador.

De acuerdo con varios expertos, algunos de los errores más comunes que cometen las personas durante el proceso de selección incluyen exagerar las expectativas laborales, no definir claramente las motivaciones que se tienen frente a una posibilidad laboral y no ser concreto a la hora de contestar.

¿Qué debes tener en cuenta?

Realiza una investigación de la empresa y la vacante

Conoce el tipo de empresa a la que te estás postulando e investiga a través de contactos sobre sus procesos y las técnicas que utilizan en su proceso de selección.

Además, investigar te permitirá formarte una imagen propia de la empresa, especialmente sobre sus valores, su visión, misión, la forma en como está conformada y los retos que tienen a futuro, y te evitará quedar en evidencia si te preguntan algo sobre ellos.

Mira detenidamente el perfil que necesita la empresa

La mayoría de procesos de selección buscan lograr identificar a los trabajadores más adecuados para el puesto. Revisa los conocimientos, habilidades y actitudes que exige la compañía, realiza una autoevaluación de tus fortalezas y debilidades y estudia a profundidad las tareas que corresponden a un profesional asignado a esa posición.

Plantéate cómo sería el empleado ideal de esa empresa y qué le puedes aportar a la compañía.

Así mismo, lee nuevamente tu hoja de vida. La empresa te ha llamado por una razón, así que hazte las siguientes preguntas: ¿Cómo es mi personalidad? ¿Qué me caracteriza? ¿En qué aspectos destaco? ¿En cuáles otros tengo dificultades? ¿Qué quiero lograr a corto y largo plazo? y asegúrate de conocer y resaltar tus fortalezas cuando llegue el momento.

Te puede interesa: ¿Cuáles son los nichos de trabajo que más empleo generan?

Cuida tu marca personal

La marca personal es la imagen que cada persona muestra de sí misma ante los demás. Además de la presentación oficial que se envía a la empresa, debes considerar tus perfiles en redes sociales, contenido virtual que lleve tu nombre y cualquier interacción que haya trascendido en la red.

Por tal motivo, es importante cuidar la imagen que proyectamos en Internet y reforzar nuestras potencialidades. Los nuevos espacios virtuales, como LinkedIn, pueden ser utilizados para fortalecer los aspectos que queremos destacar.

Innovar con tu HV y adaptarla a cada oferta

No olvides trabajar bien tu hoja de vida y adaptarla a la oferta laboral para la que te estas postulando, destacando en él lo que pueda ser más interesante para cada empresa.

Además del currículum escrito, también existen redes sociales específicas, como LinkedIn, que pueden servir para hacer networking y buscar empleo; y muchas veces el personal de selección utiliza los datos y herramientas que les ofrecen estas plataformas para encontrar al candidato ideal.

Practica lo que dirás y tu lenguaje corporal

Pídele a una persona de confianza que te ayude a realizar un simulacro de lo que será tu entrevista. De este modo podrás pensar las posibles preguntas que te harán, podrás imaginar respuestas o reacciones diferentes a las tradicionales, y la actitud que deberías tomar en un caso fuera de lo común.

Así mismo, investiga cuáles son las preguntas más comunes durante una entrevista y practica tus respuestas. Piensa en tu experiencia y escribe por qué eres la persona adecuada para el empleo, y trata de integrar esto en tus respuestas.

Recuerda que ensayar únicamente lo que vas a decir es un gran error. A la hora de preparar una entrevista es recomendable estudiar sobre lenguaje corporal. La idea es transmitir sentimientos positivos al reclutador como seguridad, confianza, capacidad, etc.

Además, presta atención a no sobre venderte en las entrevistas laborales, pues esto puede generar un efecto contrario o incluso generar falsas expectativas de lo que podría ser tu desempeño. Muéstrate seguro y sé honesto.

Ten en cuenta cada uno de estos consejos y triunfar en tu proceso de selección no será un problema. Así mismo, recuerda que en Hunty encontramos tus habilidades y la forma de mostrarlas.

Comparte este post en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Preguntas Frecuentes

Answer 1