Recomendaciones para una entrevista de trabajo exitosa

Luego de la ardua labor que hiciste con tu búsqueda de trabajo, te llaman para una entrevista de trabajo. ¿Qué debes hacer ahora? ¿En qué debes enfocar tus esfuerzos? Definitivamente en prepararte bien, ya que será la primera impresión que se llevarán los reclutadores sobre ti.

Este momento es definitivo para que las empresas elijan a un candidato, ya que es el paso previo a la anhelada vinculación laboral. Recuerda que si te llamaron para presentar una entrevista, después de haber visto tu hoja de vida, has avanzado en el proceso, pues resultaste interesante para ocupar el cargo.

¿Qué debes hacer antes de una entrevista de trabajo?

Sea cual sea la vacante a la que aspires, para aumentar tus posibilidades de obtener el puesto ¡prepararte es la clave! 

Al preparar una entrevista de trabajo debes considerar que esta comienza desde el momento en el que te llaman para citarte a entrevista. El éxito dependerá en gran parte del grado de preparación que tengas para la misma.

Aprende a preparar cualquier entrevista de trabajo en estos sencillos pasos, y conviértete en el candidato número uno. Toma nota de estos consejos:

Infórmate sobre la empresa y el puesto antes de ir a la entrevista de trabajo

La información es poder, así que para preparar una entrevista de trabajo, lo primero que debes hacer es informarte a profundidad sobre la empresa. Antes del día de la entrevista, recopila tanta información como te sea posible sobre la compañía en la que deseas trabajar: su historia, sus actividades, su cultura corporativa, los productos que comercializa, entre otros.

Revisa la descripción de la vacante

Lee nuevamente la descripción de la oferta de empleo. Al leerla detenidamente podrás imaginarte el tipo de preguntas que te harán y podrás preparar tus posibles respuestas. Piensa en la razón por la cual solicitaste esa oferta y nombra esas razones durante la entrevista. Recuerda que la empresa te ha llamado por una razón, así que asegúrate de conocer y resaltar tus fortalezas cuando llegue el momento.

Estudia las posibles preguntas que pueden hacerte

Debes ver la entrevista de trabajo como un intercambio constructivo que permitirá que tanto tú como la empresa se aseguren de que tu perfil encaja en la vacante. El entrevistador podrá preguntarte por tu experiencia y formación, habilidad para trabajar en equipo, flexibilidad horaria, conocimientos de programas específicos, idiomas, entre otros. También puedes elaborar una lista de preguntas y escribir cómo te gustaría responderlas.

Siéntete seguro de ti mismo 

Recuerda que una empresa no llama a un candidato para una entrevista si no está realmente interesada en él. No olvides esto durante la entrevista, te ayudará a mantener la confianza. Estar descansado es fundamental para tener un buen rendimiento, así que no permitas que los nervios te impidan concentrarte durante la entrevista. Empieza por descansar muy bien la noche anterior: dormir bien disminuirá notablemente tu ansiedad.

Todo lo que debes tener en cuenta en tu entrevista de trabajo

Recuerda que hay cuestiones clave que te pueden llevar un paso más en el proceso, o pueden dejarte fuera. No olvides:

Conocer tu propio currículum

Si te llamaron para entrevista es porque tu hoja de vida les gustó, por eso debes ir preparado para contestar todo tipo de preguntas, incluso algunas que tienen su respuesta en el CV. Revisa qué más datos pueden resultar interesantes para los reclutadores, y habla de ellos en tu entrevista. Piensa en todo lo que aparece escrito, pues para todo esto y más debes tener una respuesta. 

Buscar información de la empresa a la que te postulaste

Antes que nada haz una lectura cuidadosa de la oferta, generalmente te dirá mucho sobre los intereses del empleador. Averigua todo lo que puedas sobre el negocio, su dimensión, productos, servicios, o alguna noticia reciente. Asegúrate de demostrarle a los reclutadores que te interesa ser parte de la compañía, y que quieres ayudarlos a alcanzar su objetivo.

Si tienes dudas, pregunta

En muchas ocasiones habrá un espacio que te dará el entrevistador para despejar tus dudas. Pregunta tranquilamente, eso demostrará que te has preparado y tienes interés.

El lenguaje corporal es muy importante

Evita todo tipo de movimientos nerviosos con tus manos. Sonríe. Los empleadores siempre prefieren un candidato alegre y entusiasta, que una persona aparentemente hostil o estresada. Sin embargo, trata de no excederte. Las sonrisas falsas y el humor forzado tampoco son recomendables.

Haz énfasis en tus habilidades

No lo olvides: tu experiencia, conocimientos, e interés te hacen la persona adecuada para ese puesto. Tienes que transmitir esa idea, pero antes debes creértela. Deja la inseguridad a un lado y véndete como el experto que eres. Este es el momento de hablar bien de ti mismo, destacar tus competencias, cualidades y experiencia.

Cómo responder a “preguntas incómodas” en una entrevista de trabajo

Hay ciertas preguntas que son muy comunes en un proceso de selección, sin embargo, muchas veces no sabemos cómo responder y claro que queremos hacerlo de la manera adecuada. A continuación te contamos cuáles son esas preguntas más comunes, y cuál es la manera adecuada de responderlas:

¿Cuáles son tus fortalezas y debilidades?

No tener esta pregunta preparada para una entrevista de trabajo es una señal clara de que el candidato está fuera de las pistas hace tiempo y que no se preparó. ¡No hay nada peor que dar esa impresión en una primera entrevista de trabajo! Debes tener claro tu perfil, la compañía y el rol al cual estás postulando. Pero también debes saber cómo responder a esta pregunta de manera genuina y convincente. 

Aléjate de los clichés como el ser “perfeccionista” y no des como fortaleza actitudes que son básicas a la hora de entrar a trabajar como “sé trabajar en equipo”. Eso no es una fortaleza, es un básico para sobrevivir a tu primera semana de trabajo. Sé creativo, genuino y trabaja en esto. Tres fortalezas y tres debilidades bien preparadas no te tomarán más que una tarde de pensar juiciosamente. 

¿Por qué deberíamos contratarte a ti y no a otro candidato?

Esta pregunta es común para primeras entrevistas, y el reclutador lo que está buscando con ella es que saques a relucir aquella experiencia o característica que te hace el encaje perfecto para ese rol que quieres llenar (y que los otros candidatos y candidatas no tienen).  

Para esta pregunta te recomendamos que identifiques en la oferta laboral esa veta que te hace insuperable, ya sea una característica tuya de personalidad, de un liderazgo o proyecto previo que hayas realizado o ya sea un conocimiento técnico del cual puedas jactarte que manejas al revés y al derecho. 

 ¿Por qué NO deberíamos contratarte?

Para responder a esta pregunta puedes enfocarte en aquello que no te identifica ni como profesional, ni como ser humano. Por ejemplo, si eres una persona muy numérica y analítica, pero te falta creatividad, y estás en un proceso de selección en el que precisamente requieren un perfil como el tuyo, puedes responder algo como: “Si ustedes están buscando a una persona que no le gusten los números ni el análisis, y que solo base su trabajo en la creatividad, no soy la persona adecuada para el cargo. Pero si, por el contrario, están buscando a una persona que sustente cada decisión con números, ese soy yo”.

Recuerda que, al responder así, ya sabes de antemano (gracias a la oferta laboral) que buscan a alguien muy analítico, y que la creatividad puede pasar a un segundo plano. Deja el miedo a un lado y no te bloquees, usa un poco de psicología inversa para dar tu respuesta.

Háblame de ti

Puedes intentar estructurando tu respuesta en presente, pasado y futuro.

  • Presente: Habla sobre tu trabajo actual rol y el alcance que has logrado.
  • Pasado: Cuéntale al entrevistador tu experiencia previa. Céntrate en la que tenga que ver con el cargo al que aspiras.
  • Futuro: Comenta cómo se ajusta lo que quieres a lo que la empresa requiere.

Recuerda que tu respuesta siempre debe ajustarse al cargo al que postulas o a la empresa. La idea es sumar puntos, no restar.

Hay cientos de otras preguntas y respuestas en una entrevista de trabajo que puedes practicar, este fue un rápido barrido de algunas de ellas que es común que debas enfrentar. Sin embargo, no te confíes. La única manera de hacer una entrevista de trabajo exitosa, es practicando innumerables veces. 

Comparte este post en:

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Preguntas Frecuentes

Answer 1